La eliminación de la prolongada veda estadounidense a las importaciones de carne de res dominicana repesentará un respiro y un incentivo a los productores dominicanos que, tras más de 20 años, podrán exportar sus mercancías a ese mercado, de acuerdo con las autoridades agropecuarias.


La certificación otorgada por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos es, según el Ministerio de Agricultura, el resultado de años de evaluaciones y de mejoras constantes en la calidad de la producción nacional.