El diputado Héctor Féliz Féliz “Pirrín”, aseguró hoy que tras haber sido detenido por ocho horas durante el apresamiento de Juan Maldonado Castro como parte de la Operación Falcón nadie le quiere dar una bola, por lo que tuvo que llegar en taxi a la sesión en el hemiciclo.