Sin lugar a dudas, uno de los Monumentos mas altos de las Antillas e hito distintivo de la ciudad de Santiago de los Caballeros tanto a nivel nacional como internacional, lo es el "conocido" -desde 1961- como Monumento a "Los héroes de la Restauración", el cual tienen carácter único de glorificar de por si a la magna gesta Restauradora y a la totalidad de los héroes que mancomunadamente lucharon en ella.


De esta colosal estructura la mayoría de las nuevas generaciones desconocen su verdadero pasado o motivo de construcción, pensando quizás, que su finalidad fue desde un principio la de glorificar a los héroes Civiles y Militares que lucharon en aras de nuestro proceso libertario. Pero curiosamente la realidad fue otra ya que su propósito original fue el de tributar o venerar, tanto en la ciudad de Santiago, como en todo el Cibao, a la figura del "JEFE", "BENEFACTOR DE LA PATRIA NUEVA", "GENERALISIMO" y otras tantas denominaciones que grotescamente elevaban al dictador Rafael Leonidas Trujillo Molina casi a nivel de semidiós.


El diseño original, obra del Ingeniero-Arquitecto Henry Gazon Bona Mayor del Ejercito Nacional .Dentro del mismo dos figuras debían resaltar dentro del volumen arquitectónico, como lo eran: La estatua en reposo del "ilustre mandatario" de magnitudes heroicas y La consecuencia -valga el cinismo- de su obra de gobierno simbolizada en la "ESTATUA DE LA.... PAZ", coronando aun a dicho Monumento.