Al momento de la llamada, Ortega intentó convencer al señor Fernando Gómez para que resuelva la situación de forma pacífica. La conversación telefónica se interrumpió abruptamente cuando entró la policía.