Un albañil que estuvo preso en La Victoria por 12 años sin expediente ni audiencias, se enfrenta hoy al reto de retomar su vida siendo víctima de un sistema penitenciario que no le dio garantías de justicia y unos funcionarios penitenciarios que poco hicieron para que su caso se resolviera.

Su nombre es Luis Peña Valdez y según narró en El Despertador del Grupo SIN que todo se originó por el cobro de una deuda de 35 mil pesos que un ingeniero le debía.