SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Las máquinas tragamonedas se han convertido en un negocio en el municipio de Consuelo y en la ciudad de San Pedro de Macorís.  Este lunes un hombre fue alegadamente golpeado por agentes policiales, porque adeudaba dinero al propietario de las máquinas y quería retirarlas.

Las máquinas instaladas en Consuelo y San Pedro de Macorís se identifican por las letras E y M.  La tarde de este lunes según versiones, tres hombres armados golpearon a Manuel Alejandro Capellán y luego éste quedó detenido.

Al visitar algunos de estos negocios, algunos propietarios o empleados dejaron grabar pero otros, al vernos por la zona,  optaron por cerrar.

El uso de máquinas es defendido por unos y rechazado por otros.

Aunque rehusaron hablar en cámara, algunas personas atribuyen a un coronel de la Policía ser el dueño de las máquinas, por lo que piden a las autoridades realizar una investigación para que se establezcan responsabilidades ante lo que definieron  abusos de la Policía en contra de ciudadanos.