Tras tres días de lluvias en ocasiones de moderadas a fuertes, varios sectores del Gran Santo Domingo han registrado inundaciones, incluyendo tramos de importantes avenidas de la capital, realidad a la que no escapa el hospital Darío Contreras que tiene graves filtraciones que obligaron a las autoridades del centro de salud a movilizar de las áreas afectadas varios de los pacientes que reciben asistencia médica.