Las construcciones en suelos blandos generan preocupación entre geólogos quienes aseguran que podría haber derrumbes de ocurrir un terremoto en el país por la debilidad de la base, y al mismo tiempo abogan por la implementación de un código que regule el estudio de suelo para evitar catástrofes si ocurre un evento atmosférico de gran magnitud.