Tras advertir que el año escolar podría comenzar comida, la Unión Nacional de Suplidores de Alimentos Escolares, en conjunto a otros gremios, pidieron al presidente Luis Abinader intervenir en el pago atrasado de cinco mil millones de pesos que se les adeuda.


Mientras que el director del Inabie garantizó dicho pago para las próximas semanas.