Sin ropa, sin comida, durmiendo en el piso y quedándose con algunos vecinos y familiares están las 15 familias que perdieron sus casas en un incendio registrado la madrugada del pasado viernes en Los Tres Brazos en Santo Domingo Este.


Mientras el voraz incendio que destruyó en su totalidad las 15 viviendas era grabado desde lejos con un celular, algunos afectados entre las llamas trataban de despertar a los demás , ya que muchos a esa hora dormían.


La mayoría de los afectados se están quedando en casa de familiares y amigos, pero María Ogando que es madre soltera de seis hijos tiene que dormir en el piso en una casa abandonada.


Entre las cenizas varios de los afectados buscan algo que pudiera haberse salvado del fuego, pero sus rostros entristecidos dicen que todo se perdió.