Un día después de que el expresidente Hipólito Mejía diera el espaldarazo a los actuales presidentes del Senado y la Cámara Diputado para que continúen dirigiendo el órgano legislativo, senadores perremeístas insisten en que el nuevo presidente del Senado debe ser alguien del partido. Mientras que senadores oficialistas consideran que en el Senado debe producirse un cambio y que quien dirija el órgano legislativo tendrá que formar parte de las filas del PRM.