SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La instalación de cámaras de seguridad en el baño de una escuela ha causado revuelo por la queja de una madre, que dice viola la intimidad de su hija, mientras la directora del plantel justifica el sistema de vigilancia como medio para la seguridad de los estudiantes.

La controversia surgió a raíz de la denuncia de Yolanda Polanco, madre de una alumna y de que la directora del Politécnico Cardenal Sancha saliera en defensa del monitoreo por cámaras en los baños diciendo que es para detectar comportamientos anómalos de los estudiantes.

De acuerdo con el abogado, Cándido Simó, en esta situación puede haber un conflicto de intereses, tanto por la seguridad que quiere garantizar el centro educativo como el derecho a su intimidad que tienen los estudiantes.

La madre de la estudiante pide que las cámaras sean retiradas de los baños para evitar que se viole la entidad de los alumnos.

La directora del centro explicó que con estas cámaras de seguridad han podido observar las travesuras que realizan los estudiantes en horas de clases.

Las cámaras, instaladas en las aulas, pasillos, área de recreación y en otros puntos cuentan con la aprobación del Ministerio de Educación, según indicó la directora del plantel.