Con el objetivo de transparentar las fuentes de financiamiento de los partidos políticos y evitar fallos como el que obligó a anular las fallidas elecciones municipales de febrero del 2020, el Consejo Económico y Social instaló este martes la mesa para diseñar la modificación electoral, como parte de las reformas estructurales propuestas por el presidente Luis Abinader.


Para los dirigentes políticos, las principales demandas es la obligatoriedad de transparentar la procedencia del dinero que es utilizado para el financiamiento de los partidos y movimientos y buscar corregir casos de transfuguismo.


“Planteo la necesidad de que las reformas electorales se lleven a cabo luego de un proceso de análisis y evaluación sistémica poselectoral”, Román Jáquez, presidente de la JCE.