Tras la puesta en marcha de la Operación Larva que lleva acabo el Ministerio Público en conjunto con la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), las autoridades han comenzado con el proceso de interrogar a los detenidos y han trasladado a varios de ellos hacia la sede de la Procuraduría Especializada de Antilavado de Activos.