REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Un joven que se encontraba de vacaciones en Menorca, España, cuando se dio un chapuzón, dejó caer su iPhone 5 en el mar mientras se disponía a grabar.

En el video de YouTube se muestra cómo este celular simplemente desciende poco a poco en el mar. Lo curioso es que el teléfono siguió filmando mientras caía hasta el fondo. Sólo se aprecia una luz fuerte que se observa en la superficie marina.

Según él mismo cuenta, ni su hermano ni él podían recuperarlo debido a la presión, por lo que el dueño del barco, un experto en buceo, les hizo el favor de sacarlo de las profundidades marinas.

Lo que más ha sorprendido a los internautas es que el móvil siguiera funcionando después de tal travesía. El video ha logrado más de un millón de visitas en YouTube en menos de una semana. No lo intentes si tu celular no es acuático.