El ex procurador general Jean Alain Rodríguez atribuyó este martes su encierro a una acción de venganza, levantando calumnias, formulando acusaciones sin fundamento, violentando incluso su derecho a defenderse como lo garantiza la Constitución.


Sin embargo el Ministerio Público afirma que las pruebas son irrefutables contra el imputado, cuyos abogados dice no han presentado un elemento como presupuesto que obligue a otorgar su libertad como solicitan al tribunal que en estos momento conoce su recurso de apelación.