En miras al nuevo año escolar y aunque con poca asistencia, los padres continúan llevando sus hijos a los centros de vacunación a fin de que obtengan la inmunidad antes de llegar a los centros.