Luego de más de tres horas, la jueza de la Oficina de Atención Permanente de San Cristóbal, Katherine Rubio, se retira a ponderar sobre el recurso de oposición interpuesto por la barra de la defensa del caso Larva con relación a que el expediente sea conocido en la jurisdicción del Distrito Nacional y no en esa provincia.


Los defensores alegan que la mayoría de los supuestos hechos delictivos ocurrieron en el Distrito Nacional y no en esta jurisdicción como señala el Ministerio Público.


Francisco García, uno de los abogados defensores, argumentó que el distrito judicial de San Cristóbal como órgano jurisdiccional es “totalmente incompetente” para conocer el caso.