SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Julio Aníbal Suárez, ex juez de la Suprema Corte de Justicia indicó este martes que cree que los empresarios de zonas francas tuvieron que ver con su salida del alto tribunal, porque ellos, según él, se mostraron en desacuerdo con los planteamientos que realizaba de los derechos de los trabajadores.

[flashvideo file=http://www.noticiassin.com/wp-content/uploads/2012/03/ENTREVISTA.flv /]

Ver en dispositivo moviles

“Lo creo por esa situación. Donde mí fueron legisladores, funcionarios del gobierno, y sectores empresariales para que yo variara el criterio y no voy a variar ese criterio porque no es posible considerar que hay un auxilio de cesantía si el contrato de trabajo se mantiene. El auxilio de cesantía se produce cuando hay una terminación real y efectiva. ¿Qué significa eso? Significaba que a los trabajadores no se le pagaban las vacaciones por completo, que no se le daban los 28 días de preaviso, no se le deba ni siquiera 21 día porque el contrato no tenía un año, no se le daba en tope de las bonificaciones e incluso afectaba contra la libertad sindical porque el código de trabajo plantea que cuando hay una terminación de todos los contratos en una empresa, se desaparecen todos lo contratos y sobre todo desprovisto del trabajador que laboraba 40 años en una empresa y cuando no podía ser ente de producción se iba a su casa con el pago de 13 días”.

Dijo que existen dos versiones por la cual cree que los sacaron de la Suprema Corte de Justicia y “una es que un grupo de empresarios lo gestionaron, pero si eso fuera la cierto el Consejo de la Magistratura queda muy mal parado. La otra versión es que fue por el caso de la Sun Land, pero se abona mucho el asunto de los empresarios. Porque se me atribuye de que yo era un juez pos trabajador, pero si eso fuere cierto se esta planteando que el Consejo Nacional de la Magistratura se puso del lado de los empleadores y queda muy mal parado mi sustituto porque si me quitan a mí por estar del lado de los empleados, se entiende que él estará del ledo de los empleadores”.

Señaló que “no se concibe un juez parcial de una clase. El juez no puede ser parcial ni siquiera en materia laboral, pero hay un detalle, creo que quien es parcial es la ley o la que tiene que ser parcial es la ley, porque el derecho al trabajo está predominado por lo que le llaman el principio protectorio. Los patrones nunca lucharon por la aparición del derecho al trabajo, fueron los trabajadores quienes lucharon y las normas de trabajo se impusieron por la necesidad de los trabajadores de que se regulara su indexación para terminar con los abusos. La ley es sumamente protectora. Aquí se dictó la ley 187-07 el llamado pasivo laboral, que fue como consecuencia de que el sector zona franca de Santiago no logró que yo cambiara el criterio que tenía en la Suprema de que la llamada liquidación anual que ellos le entregaban a los trabajadores, nosotros decíamos que eso no era liquidación, eso no es cesantía. El empleador lo que hacía era que en el mes de diciembre le daban vacaciones colectivas a sus empleados y le hicieron firmar un documento diciendo que el contrato había terminado y le daban la cesantía y entonces volvían en enero a sus mismas labores como un empleado nuevo. Pero que significaba eso, que el trabajador nunca recibía los 23 días de auxilio de cesantía que es el máximo que establece la ley después de cinco días”.

Julio Aníbal Suárez ofreció sus declaraciones al ser entrevistado en El Despertador, del Grupo SIN, que se transmite por Antena Latina, donde dijo que le sorprendió mucho que en pleno proceso electoral el Ministro de Trabajo, Francisco Domínguez Brito, tuviera planteando la modificación del Código, ya que esto provoca una serie de enfrentamientos.

“La tendencia que hay con ese deseo de modificar el código laboral es eliminar los derechos a los trabajadores y por eso que nos hemos opuestos a la modificación del código. Primero porque quien está planteando la modificación, algo que es inaudito, es el sector patronal, porque generalmente quienes exigen la modificación…a través de lucha son los trabajadores. El ministro en estos momentos lo que presenta es un ingrediente más de confrontación”, expuso.

Dijo que el Código Laboral debe de ser modificado en algunos aspectos procesales. “Hay algunas situaciones que deben ser subsanada porque el código está sufriendo de cierto rigor, muy formal que dificulta a veces la presentación de las pruebas y además  establecen situaciones que real y efectivamente podría dificultar el acceso a la justicia”.