Una de las enfermedades inflamatorias del intestino más frecuente en el país es la colitis ulcerosa, un padecimiento que suele presentarse silenciosamente y en muchos casos de no tratarse a tiempo puede llevar a la muerte.


Cada día se van diagnosticando nuevos casos en el país de colitis ulcerosa, un padecimiento que se caracteriza por la inflamación del colon.


Suele desarrollarse  entre los 15 a 30 años, pero hasta un 10% de los casos pueden iniciarse en la niñez.


Sus principales factores de riesgo se desconocen pero existen algunos que se relacionan como la genética, factores ambientales, nutricionales, higiénicos y alteraciones del microbioma intestinal.


Esta enfermedad no presenta ningún síntoma propio que la caracterice y que ayude en su diagnóstico, pero sí se destacan los más importantes como son:


-El dolor abdominal


- Diarrea frecuente e intensa


-Sangrado rectal


-Pérdida de peso.


Este padecimiento puede presentar un importante impacto en la calidad de vida, pudiendo así comprometer algún órgano del cuerpo o incluso la vida del paciente, como son


-Inflamación de las articulaciones o artritis


-Inflamación ocular


-Ulceras en la piel


 -Nódulos rojos y sensibles.


El tratamiento de este padecimiento dependerá del estado en que se encuentre. Puede variar de medicamentos, opciones terapéuticas y cirugía.