El ciclo menstrual se cuenta desde el primer día del último período hasta el comienzo del próximo. Se considera irregular si demora más de 38 días o si la duración varía.