La crisis en que se encuentra sumido Haití, con la presencia de bandas armadas, la escasez de combustibles y los frecuentes secuestros, llegó al seno de la Organización de Estados Americanos (OEA), que de manera virtual celebra su asamblea general, donde Estados Unidos y Canadá que urgieron a sus ciudadanos a abandonar la vecina nación lo antes posible.


Además, por dos días consecutivos miembros de la denominada federación de bandas delictivas conocida como G9 lanzaron ráfagas de fuego en las calles de Puerto Príncipe y cientos de haitianos abarrotan las estaciones de combustible en los pueblos fronterizos dominicanos para abastecerse de hidrocarburos.


Diversas organizaciones políticas en el país piden al gobierno ser más pro-activo ante organismos internacionales.


Por solicitud de Costa Rica y con el apoyo de República Dominicana se incluyó el tema de la crisis haitiana en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos. La información fue confirmada por Josué Fiallo, representante del país ante la OEA.


Este jueves Estados Unidos y Canadá hicieron un llamado a sus ciudadanos a salir de Haití debido a la crisis, económica política y social que afecta esa nación y que se ha agudizado por enfrentamientos entre bandas criminales en Puerto Príncipe.


En tanto, el Partido Fuerza del Pueblo, aunque valoró como positivas las medidas  que ha adoptado el gobierno dominicano ante la crisis de la vecina nación, consideró que estas deben ser enérgicas.  


La Fuerza del Pueblo, también aseguró que dada la presencia de pandillas fuertemente armadas en Haití, el gobierno dominicano debe diseñar escenarios preventivos en el orden policial, migratorio y humanitario que resguarden el país de potenciales y prevenibles consecuencias no deseadas.


El partido hizo un llamado a la comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños de emprender diligencias que activen la búsqueda de una solución multilateral urgente ante el drama que atraviesa Haití.