Algunos estudios realizados en pacientes que ya han pasado por el covid-19, apuntan que entre un 25 a 30 por ciento de las personas sufrirán caída intensa de cabello.