SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Funcionarios y legisladores advierten que República Dominicana no aceptará pautas de la Organización de los Estados Americanos ni de ningún otro organismo internacional.

La posición es fijada en el entendido de que  es un derecho soberano la potestad que tiene un país de regular su migración de acuerdo a sus leyes.

En tanto, los congresistas esperan que el informe que rinda la Misión de la OEA vaya enmarcado en términos diplomáticos.

Los legisladores consideran que esa comisión debe ponerse de acuerdo con las autoridades de migración para que les expliquen el alcance que ha tendido el Plan de Regularización de Extranjeros.

De su lado, el presidente de la Asociación de Industria, criticó la presencia de la misión en el país.

Reiteran que otros sectores deben sumarse a defender la soberanía del pueblo ante parlamentos internacionales.

Después de la visita aquí en el país, la Misión de la OEA viajará hacia Haití para observar la realidad de esa nación.