Legisladores oficialistas y opositores pidieron a las autoridades tener cuidado al difundir investigaciones de carácter judicial para no dañar honras de los involucrados antes de ser juzgados.

Los congresistas se refirieron a la auditoría difundidas recientemente por la Cámara de Cuentas que revelaron que Alexis Median, principal imputado en la Operación Antipulpo y hermano del ex presidente Medina, vendió irregularmente combustible a la Policía Nacional por unos 220 millones de pesos entre 2015 y 2017.

Insistieron en que están de acuerdo con que todo aquel que haya cometido actos ilegales sea sometido a la justicia y que los funcionarios que manejan el erario público estén sujetos a investigaciones.

La Cámara de Cuentas reveló que Alexis Medina era uno de los principales socios de la compañía Fuel América, por lo que también se violaba la Ley de Compras y Contrataciones en su artículo 14 que prohíbe contratar como proveedores del Estado a parientes hasta el tercer grado de consanguinidad.