Legisladores de distintos partidos esperan que la visita de alto nivel que hace Estados Unidos a Haití, sea el paso previo inmediato a la intervención militar que necesita la vecina nación para aplacar la crisis que enfrentan, sin embargo, algunos advierten que para las labores de pacificación debe lograrse un consenso con la clase política y los sectores sociales de ese país.