La serie de irregularidades en el expediente acusatorio de la Operación Medusa, que revela cómo desde hace 10 años en el CEI-RD y más tarde desde la Procuraduría General de la República, Jean Alain Rodríguez, comenzó a desviar fondos públicos para apoyar la campaña política del PLD, no es más que un show mediático del órgano persecutor, según diputados del partido morado.