SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Son muchas las calamidades por la que tienen que pasar los niños que se dedican a limpiabotas quienes se ven obligados a trabajar a temprana edad por pertenecer a familias disfuncionales o de muy bajos ingresos económicos.

Con tan solo 12 años empezó este menor a trabajar como limpiabotas, asegura realiza esta labor para ayudar a sus abuelos.

https://www.youtube.com/watch?v=Ncatm9HJ9xk&feature=youtu.be

La  historia se repite una y otra vez en los barrios de Santo Domingo con niños y adolescentes que salen a las calles cada mañana en busca del pan de cada día.

A pesar de las grandes dificultades que estos menores pasan día a día las esperanzas por superarse se mantienen vivas en sus corazones.

Este sábado la Fundación Dominicanas de Limpiabotas Amor y Fe realizó un compartir navideño con decenas de niños para brindarle un poco de paz y esperanza navideña.

Según Melida Sánchez, unos 200 niños son favorecidos por las donaciones de esta fundación, asegura su deseo es expandir este servicio a nivel nacional, pero sin recursos es una misión imposible