Luego de varios días continuos de lluvias por una vaguada prácticamente estacionaria, los residentes en Invivienda y El Almirante, Santo Domingo Este, padecen de inundaciones y lodazales debido a las malas condiciones de sus calles y a la falta de drenaje pluvial y la poca recogida de los desechos sólidos.


Ver más en www.noticiassin.com