Los establecimientos recreativos para adultos de Santo Domingo Este tendrían la obligación de reportar de forma inmediata y por la vía digital a los organismos del Estado todos los casos de violencia contra la mujer que se produzcan dentro de sus instalaciones según una propuesta de ordenanza anunciada este jueves por el alcalde Manuel Jiménez, en el marco de la primera caminata municipal conmemorativa del Día Internacional contra la Violencia hacia la Mujer.




Dirigentes comunitarios, obreros, colaboradores del Ayuntamiento, motoconchos, empresarios, representantes del Ministerio Público,  legisladores, altos funcionarios del Gobierno y líderes del municipio, Jiménez explicó que su gestión presentará al Concejo de Regidores una propuesta de regulación que incluya a los espacios de recreación en los esfuerzos que hace la sociedad dominicana para erradicar el flagelo de la violencia contra las mujeres.