La permanencia en  el puerto de Santo Domingo del lujoso yate Flying Fox a generado diferentes teorías en la ciudadanía que hablan  hasta de una  investigación.


Sin embargo,  las autoridades portuarias de la terminal y de Aduanas insisten en su negativa a aclarar el estatus de embarcación que originalmente tenía previsto zarpar el viernes pasado.


La permanencia del Yate también ha despertado el interés de decenas de personas que acuden a tomarse fotografías en los alrededores de la embarcación.


Hoy el consultor del poder ejecutivo, dijo ciertamente hay una investigación vinculada al Flying Fox, pero no ofreció mayores detalles.