La madre de Steven Betances Lachapel, uno de los policías que supuestamente pertenecía a la banda “Los Papo Trenzas” que fueron ultimados en Los Alcarrizos, desmiente el informe y lo divulgado por los jefes policiales de que su hijo era un delincuente.