Desempleada y sin apoyo, se encuentra una madre cuyas dos hijas padecen enfermedades de alto costo, una de ellas con un diagnostico único en el país.

Con tan solo tres años la pequeña Dará Salazar padece una enfermedad rara, lo que dificulta su tratamiento cada día, mientras que su hermana de cinco ha sido sometida a dos cirugías de corazón abierto.