Debido a la polémica entre quienes promueven la libración del 30 por ciento de los fondos de pensiones para ayudar a los trabajadores a enfrentar la crisis y quienes se oponen a la pieza con el argumento de que fomentaría un escalada inflacionaria y generaría problemas en el futuro, diferentes sectores favorecen que se modifique cuanto antes la Ley de Seguridad Social.