SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Cientos de residentes del sector Cristo Rey, en el Distrito Nacional, demandaron a las autoridades hacerle frente a la ola delictiva que dicen los arropa. Pero el método para llamar la atención de las autoridades fue desplazarse por las calles con el cadáver de una de las más recientes víctimas de la delincuencia.

[jwplayer mediaid="238390"]

Con la muerte de José Francisco Rodríguez, impactado de balas la noche del domingo mientras compartía con amigos en la calle Paz y Bien, residentes del sector manifestaron que están cansados de que los delincuentes tengan el control de la zona.

Mientras recorrían las calles del sector con el cadáver del líder juvenil y eclesial, amigos y familiares del occiso destacaban las virtudes que lo caracterizaban.

El religioso se quejó de las condiciones que empujan a parte de la juventud a la delincuencia.En el último adiós al joven abogado, quien deja en la orfandad a 3 niños menores de edad, los presentes anunciaban que no detendrán la lucha para que cese la ola delictiva en la zona.

Por el hecho la Policía Nacional informó que interroga a 10 personas y continua activa la localización de otras