Más de 30 niños y adolescentes permanecen ingresados por dengue en diferentes centros públicos y privados del Gran Santo Domingo.