Un adolescente de 17 de años murió apuñalado y su cuerpo fue abandonado en un terreno baldío en el sector santiaguero de los Salados.