Mientras el Colegio Médico se prepara para radicalizar desde este martes su lucha contra las ARS y la Asociación de Clínicas Privadas también discute su posible adhesión a la protesta, más de 4.5 millones de afiliados al Régimen Contributivo del Seguro Familiar de Salud podrían verse afectados con las paralizaciones de servicios y desafiliación de las aseguradoras.


Ver más en www.noticiassin.com