La eliminación total del toque de queda a nivel nacional, pese a que no se ha llegado a la meta del 70 por ciento de la población vacunada y en medio de un nuevo repunte de la pandemia, genera temor entre el sector médico, que demanda mantener ciertas restricciones en los aforos de los centros comerciales y lugares públicos y reforzar las medidas sanitarias y enfocarse en avanzar en el esquema de vacunación que se mantiene estancado.