En estos últimos meses, la Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET) ha alertado de sobre la presencia de temperaturas calurosas por lo que debemos tomar medidas para prevenir los daños que puede producir el calor a nuestra salud.



Debido a los cambios en la temperatura y las frecuentes lluvias y humedad, el calor se ha vuelto aún más potente.