Si bien muchos estadounidenses han aprovechado la oportunidad para vacunarse contra el coronavirus, los niños menores de 12 años aún no pueden recibir la vacuna contra el covid-19.


Especialistas extienden su preocupación ya que ante la posible circulación de la variante Delta, estudios han demostrado que los niños podrían estar más expuestos frente a esta.