La venta de los productos de la cena de Noche Buena comienzan a activarse en los mercados populares del Gran Santo Domingo, aunque los consumidores insisten que los precios de algunos alimentos se mantienen altos, comerciantes aseguran que han disminuido con relación a la época navideña del año pasado.