Mientras los anaqueles de pollo en los supermercados lucen vacíos y en los mercados llegaron pocas libras de la carne del ave este lunes, las autoridades anunciaron la importación del alimento para suplir la demanda y reducir su precio actual, cuyo montó mantiene al grito a los residentes del Gran Santo Domingo.