Debido a la escasez de combustibles que vive Haití a consecuencia del control de algunos territorios por parte de grupos armados, cientos de haitianos tratan de abastecerse de hidrocarburos en las gasolineras del lado dominicano y de llevarlos de forma clandestina a su país.