Mientras desde el Ministerio de Educación  preparan los mecanismos para  llenar las 19 mil vacantes docentes con la contratación de maestros temporales,  en la ADP el plan ha generado posiciones divididas tras el rechazo inicial planteado por su presidenta Xiomara Guante.