El juez de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, Rigoberto Sena, conoce por segunda ocasión la solicitud de un año de prisión preventiva que hace el Ministerio Público contra el abogado Johnny Portorreal, acusado de estafar a unas 283 personas de apellido Rosario por más de 16 millones de pesos, con la promesa de hacer gestiones para cobrar una supuesta herencia millonaria.

"Le estamos presentando la medida de coerción porque tenemos los elementos para probar la estafa", aseguró la fiscal del Distrito Nacional, Rosalba Ramos.