Mientras desde este lunes las personas que no se han vacunado contra el Coronavirus no podrán ingresar a lugares públicos y privados a menos que presenten una prueba PCR negativa, el ministro de Salud pide flexibilización con aquellos que sí se han inmunizado y que no tenga su cédula a mano a la hora de presentar su constancia de inoculación  y con quienes solo tengan una dosis aplicada, tras afirmar que no se trata de un estado de sitio.