Un misionero dominicano narró su experiencia desde el comienzo de la guerra entre Ucrania y Rusia, así como las vicisitudes del pueblo ucraniano.


Se trata del misionero José Joaquín Aquino, quien reside en Ucrania desde, aproximadamente, 10 años y se encuentra estudiando para convertirse en sacerdote.


“La situación en Ucrania es muy difícil, muchas personas pierden la vida y otros todo lo que tienen”, expresó.