Ante los trabajos de construcción del teleférico que unirá a Los Alcarrizos con la estación del Metro en el kilómetro 9, motoconchistas temen perder parte de sus clientes habituales, mientras, residentes destacan la necesidad de que la localidad cuente con este nuevo medio de transporte.


Esmeralda Pérez, empleada de un taller de reparaciones mecánicas en los Alcarrizos, narra que cada mañana enfrenta dificultades para llegar a su trabajo por el congestionamiento en la ruta diaria, por lo que debe tomar taxis todos los días. Además espera la apertura del teleférico con ansías, que aún no tiene fecha fijada, ya que esta vía de transporte tendrá una duración de 15 min en su ruta, además podrá gozar de un trasbordo sin costo adicional.