De manera significativa han aumentado los robos de motores en República Dominicana, así lo afirman motoristas que se dedican a transportar personas para obtener los ingresos y poder sustentar a su familia.


De acuerdo con trabajadores que realizan esa actividad, ahora los delincuentes se hacen pasar por pasajeros para luego sustraer la propiedad.